Noticia

Que no nos engañen!

 15/07/2019

Ay, el verano. Con su calor sofocante, sus mosquitos y sus accidentes playeros. Y sus montones de bulos sobre cómo solucionar estos problemas que siempre creímos y no son verdad. Queremos ayudaros a abandonar soluciones inútiles, así que aquí va, una edición veraniega para cuando estás a punto de irte de vacaciones (en otras palabras: te huele el culo a playa).

NO respiras benceno si no abres las ventanas del coche cuando ha estado aparcado al sol
Aunque tu coche haya estado horas, o incluso días, aparcado bajo el sol, no es verdad que respiras benceno si no abres las ventanillas. La Organización de Consumidores y usuarios (OCU) ya lo desmintió en su día, pero esta mentira todavía circula por las redes sociales.

 

Cuando te pica una medusa
Las picaduras de medusa duelen y escuecen, y entran terribles picores aunque lo mejor es no rascarse, porque igual que ocurre con las picaduras de mosquitas, de hacerlo aumentarán los picores y la piel se irritará todavía más.

Tampoco es solución orinar en la herida producida por una medusa, un bulo de todos los veranos popularizado en montones de espacios televisivos. Parece que orinar sobre una picadura de medusa solo podría ser algo eficaz si se liberara mucho amoniaco, lo cual es imprevisible, aunque no hay instituciones médicas que recomienden en ningún caso hacer pis sobre esas heridas, ni sobre cualquier otra. Los ‘remedios’ más eficaces son el vinagre y la propia agua del mar, sin frotarse.

Las famosas dos horas de digestión

A muchos nos lo grabaron a fuego en el cerebro cuando éramos pequeños, tanto que todavía de mayores nos da reparo saltarnos la regla de esperar dos horas después de comer antes de volver a bañarnos para que no se nos corte la digestión. Bien, pues aquí hay una mezcla de bulo y verdad.

Es un bulo que por bañarte después de comer se te vaya a cortar la digestión y te vayas a ahogar. Primero, porque la digestión no siempre dura lo mismo, y los alimentos pueden estar en nuestro estómago hasta 4 o 5 horas, así que ese periodo impuesto de 2 horas de moratoria para los baños es algo arbitrario. Y segundo, porque aunque las digestiones sí pueden cortarse por un sobresalto, normalmente después, o bien se reanudan y no pasa nada, o bien se vomita (que es algo desagradable, pero no grave, y tampoco pasa nada).

En realidad, a lo que los padres se refieren con un "corte de digestión" es lo que se llama síncope de hidrocución y no está relacionado con haber comido antes, sino con un cambio brusco de la temperatura corporal: cuando nuestro cuerpo está a una temperatura alta y nos metemos de golpe en el agua fría. Puede ocurrir con el estómago lleno o vacío, después o antes de comer... De hecho también puede ocurrir sin meternos en el agua, si estamos muy acalorados y bebemos de golpe mucho líquido frío.

Eso no quiere decir que bañarse justo después de comer sea una gran idea. Normalmente son las horas de mayor intensidad solar y el riesgo de insolaciones muy alto. Si aun así te lo piensas, las recomendaciones médicas son entrar en el agua poco a poco, mojándose primero las piernas, los brazos y la cabeza para atenuar el choque térmico.

Ultrasonidos contra los mosquitos y el bulo de la sangre dulce

Todos hemos tenido uno en casa en algún momento: un aparato de ultrasonidos que nos prometía librarnos de los molestos mosquitos sin tener que untarnos potingues pringosos de olor desagradable.

Pero no tan rápido porque en realidad esos aparatos no sirven para nada: en un estudio controlado, los autores concluyeron que entre una casa con aparato de ultrasonidos y una casa sin él, no hay diferencia en cuanto a las preferencias de los mosquitos para entrar y picotear.

No es el único bulo. ¿Cuántas veces te han dicho que los mosquitos te pican más porque tienes la "sangre dulce"? La verdad es que el azúcar no tiene nada que ver en esto. Los mosquitos (de hecho, las mosquitas, ya que solo nos pican las hembras) lo que buscan no es el azúcar, sino las proteínas de nuestra sangre.

Sobre por qué pican a unas personas más que a otras, la respuesta no está clara. Parece que a los mosquitos les atraen varias cosas de nosotros: el CO2que expulsamos al respirar, nuestro calor y nuestro olor corporal. Eso puede explicar sus preferencias, aunque no hay un patrón único y cada animal de cada especie parece decantarse por personas distintas.

Y una vez que te han picado...

Si eres de los elegidos como diana, al día siguiente sentirás la tentación de rascarte hasta casi despellejarte. ¡No lo hagas! Al rascarte la picadura tu cuerpo liberará histamina, una sustancia que forma parte de la respuesta inmunológica de tu cuerpo y que hará que te pique aún más.

Si estás moreno no necesitas protector solar

No es verdad. El color que tu piel coge con el sol es una respuesta a la propia agresión que supone la radiación solar en la piel, así que el protector solar sigue siendo una buena forma de cuidarla, tanto antes de coger color como después. Esto también se aplica a las personas que tienen la piel más oscura de nacimiento.

El motivo es que si bien la piel clara tiene un mayor riesgo de quemadura, daño solar y cáncer de piel, el riesgo también existe para todos los demás, así que nadie debería descuidar su protección ante el sol. De hecho, explica la Academia Americana de Dermatología, en personas de piel más oscura un cáncer de piel generalmente se diagnostica en etapas más avanzadas, lo cual dificulta el tratamiento y empeora el pronóstico.

Para combatir el calor, ¿bebida fría o caliente?

Pues aunque parezca raro, caliente. No es lo que más apetece cuando aprieta el sol en verano y a la sombra superamos los 35 grados, pero según un estudio, beber algo caliente es una forma más eficiente de hacer frente al calor que beber algo frío.

El razonamiento de los investigadores es que al beber algo caliente se estimulan las células termosensoras de la boca y la garganta, con lo que se estimulan las glándulas sudoríparas, y al sudar y evaporarse el sudor eliminamos más calor que el que nos ha aportado la bebida, de forma que al final hemos conseguido refrescarnos.

Por el mismo motivo puede ser una buena idea comer alimentos picantes. Este tipo de comida estimula los mismos termosensores de la boca, haciendo que sintamos calor, favoreciendo que sudemos y así ayudando a refrescarnos.

En verano hay que beber más agua

No necesariamente. Todo depende del agua que perdamos al sudar.

Si no estamos pasando calor (porque estamos en un sitio fresco o porque encendemos el aire acondicionado) no suele hacer falta más de litro y medio de agua al día.

Existen diversas maneras de hidratarse, y entre ellas no está el alcohol (que, de hecho, deshidrata).

Sudar adelgaza

Es uno de esos mitos que no ayudan a adelgazar. En realidad al sudar perderás agua. Y punto. Te entrará mucha sed y al beber recuperarás el peso perdido, así de sencillo.

Otra cosa es sudar porque estás haciendo deporte: eso sí que adelgaza.

En resumen: correr una hora adelgaza, pero pasar el mismo tiempo en la sauna (o bajo un sol aterrador) solo te dará sed.

La salmonela veranea en los bares

En realidad la gran mayoría de las intoxicaciones alimentarias se originan en los hogares y no en los bares. El enemigo suele estar en casa y no en los chiringuitos, por más que sospeches de esa mayonesa.

Para mantener al margen a la salmonela, lo que hay que hacer es conservar y preparar bien los alimentos.

 Las pulseras anti mosquitos funcionan

Estaría bien, pero NO. Se ha demostrado que su eficacia real es muy baja.

La evidencia científica dice que las sustancias que emplean para ahuyentar a los insectos (citronela, geraniol, lavanda…) solo funcionan en un radio de 4 centímetros. Es decir: en el mejor de los casos los mosquitos no te picarán en la mano, pero en el resto del cuerpo sí.

Así que ya tienes una manera de ahorrar unos 10 euros este verano: ¡no te compres una!

Cenar melón es malo

El melón es una fruta con mucha agua y algo de azúcar. Como cualquier otra fruta, puedes tomarla en cualquier momento del día (y de la comida: no solo como postre sino también como entrante, en sopas…).

Es cierto que algunas personas tienen problemas para digerir el melón, pero esto no tiene nada que ver con tomarlo por la noche.

Hay pastillas para ponerse moreno

Hay pastillas que prometen eso, pero NO es verdad.

Son suplementos con vitaminas y antioxidantes, pero no hay ni una sola prueba de que funcionen. No hagas caso a la publicidad y ahórrate otros 20 euros (el coste mínimo de 1 mes de estas pastillas).

Para la resaca lo mejor es más alcohol

Funciona precisamente al revés: beber más lo único que va a hacer es empeorar los desagradables síntomas de la resaca.

Celebra tus noches de verano por todo lo alto, pero a la mañana siguiente recuerda que lo que era mentira sigue siendo mentira.

Infracciones veraniegas de tráfico

Todos hemos escuchado alguna vez que si nos pillan conduciendo con chanclas te pueden multar, o sin camiseta.

Acciones como conducir en chanclas, sin camiseta, beber agua o sacar la mano por la ventanilla no están tipificadas en el código de conducción y por lo tanto no son sancionables per se.

Si una de esas actitudes está afectando a la seguridad de la conducción la decisión de sancionarte será del agente.

Un licorcito, también es digestivo

Malas noticias. Puedes buscarte la excusa que tú quieras para arrearte un lingotazo, pero eso que te ofrece tomar el servicial camarero al final de la comida tiene de digestivo lo que yo de torero. Ese pelotazo, lejos de ayudarte a hacer la digestión, irritará tu mucosa gástrica, aportará calorías vacías innecesarias y quién sabe si incrementará el riesgo de sufrir dolencias metabólicas más serias y a largo plazo asociadas al consumo de cualquier bebida alcohólica.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.