Noticia

Los 10 mejores destinos de Europa para unas vacaciones en bicicleta

 15/04/2019

¿Eres una persona aventurera y deportista? ¡Entonces tus próximas vacaciones tienen que ser en un destino ciclista! Ir de un lado a otro pedaleando hará que puedas descubrir muchos más lugares. ¿No es mejor ver los paisajes al aire libre que detrás de la ventanilla del coche o autobús? Creemos que sí, por eso el diario británico The Guardian ha elaborado una guia que recoge 10 destinos europeos que puedes disfrutar de la bicicleta.

¿Quieres darte una vuelta por ellos?

1- Vuelta Ciclista al Algarve

El destino turístico por excelencia del verano en Portugal es el Algarve. Esta región al sur del país cuenta con playas paradisíacas y calas de ensueño. Pero también ofrece carreteras serpenteantes bordeando la costa alternando subidas y bajadas. Si este verano vas a viajar al sur de Portugal, no te olvides la bicicleta.

2- De ruta por Dubrovnik

La Costa Dálmata goza de grandes atractivos turísticos. Entre ellos se encuentra la ciudad croata de Dubrovnik, que mantiene su muralla original. A su alrededor se encuentran algunas de las mejores rutas de ciclo turismo de toda la región. Son carreteras que ofrecen un viaje en el tiempo atravesando viñedos, pueblos de arquitectura medieval y los llamados Alpes Dináricos, que superan los 2.500 metros de altitud.

3- Ciclismo de montaña por la sierra andaluza

Verano y Andalucía es una combinación con un resultado seguro: calor. A pesar de las altas temperaturas que se viven en el sur de España, el diario The Guardian recomienda realizar un tour de cicloturismo guiado por Córdoba, Granada y Sevilla. Entre los atractivos que tiene la zona destaca las carreteras que recorren sierras escarpadas y pasan por docenas de pueblos pequeños coronados por un castillo.

4- El Danubio, a golpe de pedal

Recorrer el río Danubio en un crucero fluvial es uno de los muchos planes que puedes hacer si viajas por la Europa central. Otra propuesta es sustituir el barco por la bicicleta y unir las ciudades de Viena, Bratislava, Budapest y Belgrado pedaleando junto a la ribera del Danubio.

5- De peregrinaje al Mont Ventoux

Coincidiendo con el 50 aniversario de la muerte de Tom Simpson, en la subida al Mont Ventoux durante el Tour de Fancia de 1967, una agencia de viajes organiza una ruta en bicicleta de 5 días desde Sault (Francia) a la cima del mítico puerto galo. Son 78 kilómetros diarios con 2.200 metros de escalada el día que se corona el Mont Ventoux.

6- Viaje en bicicleta al Renacimiento

Italia es uno de los países europeos que cuenta con un mayor patrimonio artístico. Y qué mejor forma de descubrirlo para un apasionado del ciclismo que hacerlo en bicicleta. Una ruta que puedes seguir es la que une las ciudades de Mantua -calificada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco- con Verona, la ciudad medieval que inspiró a Shakespeare para escribir Romeo y Julieta.

7- Refúgiate del calor en los Alpes

Si eres de los que prefieren la montaña a la playa y buscas poder dormir por las noches sin tener que encender el aire acondicionado, los Alpes franceses están a tu disposición. Si viajas hasta allí, no te olvides la bicicleta. Podrás disfrutar del ciclismo de montaña por las mismas carreteras por las que discurre el Tour de Francia ascendiendo puertos míticos como el Col de la Combiere o la Col de Joux Plane.

8- Bosques, castillos y bicicletas

Las montañas de Jura de fondo, los bosques de pino por delante y docenas de colinas coronadas por castillos. Éste es el paisaje que ofrece la región de Baviera, al sur de Alemania. Son carreteras que atraviesan bosques y valles bordeando los ríos Danubio, Altmuhl, Sulz y Schwarze Laber.

9- En bicicleta por la costa del Adriático

La costa del Adriático ofrece divertidas carreteras por las que disfrutar devorando kilómetros junto al mar. Una de las rutas que proponen en The Guardian consiste en recorrer la península de Istria comenzando por la ciudad de Trieste y siguiendo por Eslovenia hasta llegar a Pula (Croacia), una localidad conocida por su anfiteatro romano.

10- Rutas nocturnas por los bosques escandinavos

Sörmland, al suroeste de Estocolmo, es una región idílica salpicada de lagos, colinas y pueblos pintorescos de casa de madera. Pedalear en bicicleta por sus bosques es sumergirse en un paisaje de naturaleza tranquila y relajada. Además, en verano se puede rodar de noche por la carretera, ya que la luz del día se mantiene hasta pasada la medianoche.


Fuente

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.